Buendos dias amigos, Soy yo, Sean, el amable dueño de una casa de empeño del barrio y cineasta pornográfico. Hoy tengo un episodio increíble para ustedes. Así que llamamos a la puerta y es una morena sexy con un acento extraño. Pensé que era una de esas chicas cajun de ahí abajo en el pantano, pero resultó que era de Francia. Nunca tuve un coño en el otro lado del charco, así que cuando me puse me encanto, quería que probara mi Baguette francés.
Esta semana tuvimos a esta hermosa chica asiática apareciendo para vender la espada de su familia. Al parecer, su abuelo está enfermo, o alguna tontería. Todo lo que me importaba era cómo podría convencer a esta belleza china de que me follara por dinero. Tiffany Rain habló una y otra vez sobre su espada y su familia bla, bla, bla. Esta chica exigía 5000 por la espada. Nunca he pagado tanto a alguien en esta casa de empeño. Así que le ofrecí la mejor oferta que podía ofrecer, dos mil dólares por la espada y 600 dólares por follarla.
Otro día en la tienda de XXXpawn, otro día en el que una joven camina pensando que su basura inútil es valiosa. Hoy fue Nina. Ella dice que alguien en la tienda le ofreció $ 400 por el reloj de su abuelo. Ella vino al decidir aceptar la oferta. Sé que los empleados que trabajamos aquí no ganan ningún premio Nobel, pero incluso ellos no son lo suficientemente tontos como para comprar este reloj por mucho. Ahora es un buen reloj y Nina es una chica muy bonita, así que estoy dispuesto a trabajar con ella si está dispuesta a trabajar conmigo.
Es otro hermoso día en el negocio del empeño. Una sexy chica rockera entró con una caja llena de vinilos. Una vez que los vi supe que esto era una buena compra. Había algunos clásicos allí. Al parecer, su compañero de cuarto salió corriendo sin pagar su parte del alquiler y dejó estas gemas atrás. Al principio me acobardé, pero ella no lo estaba teniendo. Ella necesitaba el dinero y lo admito, yo estaba cachondo. Le dije que si ella me chupaba la polla le puedo dar la mitad de lo que quería. Después de chuparme la polla, le ofrecí pagar más si ella renunciaba a las mercancías. ¡Veremos!
Esta sexy mulata entró en busca de palos de golf para comprarlos como regalo para su gran papi. Supuestamente era una leyenda amateur. De quien nunca he oído hablar, una vez que escuché esa historia intenté subir el precio. Chico, ella se enojó. Causando una escena en la tienda. Tuve que calmar la situación y pedirle que volviera a mi oficina. Tal vez podamos llegar a un acuerdo por un precio más barato. Ella estaba enojada, pero estuvo de acuerdo. Una vez que volvimos allí ella se calmó. Le dije que podía tenerlos por 100 $ si me daba un poco de ese dulce coño de mulata.
Brittney White es una hembra de cuidado, que Barbaridad. Verla vestida es una delicia, pero conforme se va acercando el momento de quitarse la ropa es un millón de veces mejor. Brittney es una maquina sexual en toda regla, tiene momentos de sexo oral increíble, aplica una succión, colocación de las manos y como no todo bien húmedo. Cuando uno la ve no puede quitarle la vista a ese par de tetas increíbles que tiene, 100% naturales, nada de silicona, pero su culo también entraría en las primeras posiciones de belleza y grandiosidad. Su paso por la tienda de empeños no te dejará indiferente, una follada de este calibre no se ven todos los días.
I can't believe it., someone brought an item into the PAWN SHOP worth paying full price for. So this fine looking business type woman walks in carrying a motorcycle helmet. I took a look at it offered her a quick 50 bucks so that she can go on her merry way. Then she showed me that it was signed by a famous motorcycle daredevil, and I swear my pecker got hard before she could say his full name. I need this in my SHOP. Unfortunately, she didn't have any proof that it was a real signature..and she was DESPERATE for money.
Siento que cumplí con mi deber cívico, como propietario de un negocio. Déjame explicarte, esta hermosa joven llamada Layla London entró a la tienda y me contó una larga historia entre sollozos. Me dijo que su familia estaba a punto de perder su granja y que quería deshacerse de una caja de cigarros cubanos. Entiendo totalmente su situación, los subsidios del gobierno se están agotando y todo eso (leo el periódico de vez en cuando). Me considero un hombre de la gente. De vuelta a la chica, está jodidamente caliente.
Hey y'all, just another day in the shop. This young Latina lady comes in with an autographed baseball bat. Mia Martinez wanted to pawn it so she could go to New York city and become a big TV star. She wants an awful lot of money for a beat up baseball bat that doesn't have one of them certificates of authenticity. She doesn't even have a photo proving her story that it?s her dead daddy's baseball bat. Lady, for all I know, you stole that from the little league center down the street.
Oh, hoy tenemos una gran escena para todos ustedes, si una de camará oculta. Esta linda y exótica belleza entró tratando de empeñar el abrigo de piel de su abuela, Zaya Cassidy parecía desesperada por conseguir algo de dinero. Aparentemente tenía algunas pagos con tarjeta de crédito vencidos. Te digo, esta chica me tenía muy intrigado, solo tenía que averiguar de dónde era, ¡no sabía que era latina, una vez que reveló la información ya sabiamos como proceder!
Adoro este chocolate una sensual sexy negra entró en la tienda de empeño XXX tratando de vender una máscara ceremonial africana. La mujer se veía genial, pero la máscara parecía espeluznante. Mi experto, Jamal, dijo que la máscara era realmente valiosa, pero mi tienda no es realmente el lugar para vender una cosa de estas características. Así que pasé de la máscara y fui directo a por el coño. Como casi todas las que entran, Lexxi Deep estaba desesperada por algo de dinero en efectivo. Ella nos dijo que la luz de su casa estaban a punto de cortarla porque llevaba unos tres meses sin pagar.
Esta morena sexy entró luciendo el cuerpazo que tiene como siempre. Kimmy Granger es una vendedora de cartas del casino de Miami. Ella definitivamente lleva el uniforme correcto. De todos modos, ella vino a empeñar una tablet que encontró en el trabajo. Desafortunadamente no puedo hacer nada porque está bloqueada y necesitas una contraseña, pero estoy dispuesto a pagar y ver qué hay debajo de ese atuendo. Le ofrecí dinero para que me mostrase todo lo que sabia y sobre todo sus servicios sexuales y ella se molestó y se fue maldiciendo mi nombre. Intente controlar la situación una vez que le mostre unos 600 dolares. Sus ojos se iluminaron...